Inauguración de “EL BANCO ROJO”, símbolo de memoria y reflexión

Sanatorio

Inauguración de “EL BANCO ROJO”, símbolo de memoria y reflexión

En el contexto del Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo, fue inaugurado en el ámbito del Sanatorio Méndez de ObSBA, El Banco Rojo, destinado a visibilizar el femicidio.

La iniciativa, impulsada por el Servicio Integral de Abordaje de las Violencias de Género, contó con  la presencia de las secretarias de Igualdad de Oportunidades y Género, Graciela Pérez, y de Asuntos Previsionales, Marta Grisetti, respectivamente, ambas integrantes del Consejo Directivo de SUTECBA, el gremio que agrupa a lxs trabajadores municipales de la Ciudad de Buenos Aires y cuyo secretario general, Amadeo Genta hizo llegar su plena adhesión a la propuesta.

Asimismo, se hicieron presentes personal profesional, de enfermería, técnico y administrativo de distintas áreas del Sanatorio Méndez, entre ellos, el secretario de la Asociación Sindical de Profesionales (ASIPRO), Dr. Marcelo Raposeiras, la jefa del servicio de salud mental Infanto-Juvenil, Lic. María F. Rovira y la directora general de Recursos Humanos, Lic. Mónica Caffaro. El secretario de Organización del gremio municipal, Dr. Aníbal Torreta hizo llegar su adhesión, la que fue leída en el acto.

El Banco Rojo, idea surgida en Italia, y replicada en varios países, consiste en un banco de plaza pintado de rojo, símbolo material del asesinato de mujeres en situación de violencia de género. Fue colocado en un espacio verde del Sanatorio, bajo una magnolia, en proximidad a la intersección de Avellaneda y Acoyte. En su respaldo luce la leyenda: “EN MEMORIA DE TODAS LAS MUJERES ASESINADAS POR QUIENES DECÍAN AMARLAS”.

Al respecto, la lic. Liliana Carrrasco, responsable del servicio, junto a su equipo de trabajo, expresó: “Con la colocación de El Banco Rojo queremos hacer visible la violencia contra la mujer y recordar a las mujeres municipales asesinadas por crímenes de género”. Y agregó: “Quisimos este espacio para reflexionar como transformar la muerte en vida”.

La especialista, señaló que en la Argentina, en lo que va del año, fueron asesinadas 41 mujeres, en tanto 2017 dejó el saldo de 290 mujeres muertas por femicidio, sin dejar de mencionar las secuelas de la violencia de género: hijos e hijas huérfanas, mujeres sobrevivientes de ataques que se han suicidado -destacó que no hay registro de los suicidios- y los efectos materiales y simbólicos indelebles en los cuerpos de las víctimas.

Posteriormente, se proyectó en el hall del primer piso del Sanatorio Méndez, un video alusivo, generándose a su término un debate entre los presentes.