Prevenir accidentes por calefacción en época invernal

Prevención

Prevenir accidentes por calefacción en época invernal

Con la llegada de los primeros días fríos del año, los aparatos de calefacción se convierten en protagonistas del hogar. Las bajas temperaturas apresuran el encendido de los calefactores, calefones y otros artefactos en los hogares, artefactos que de estar mal conectados,  en estado deficiente para su uso o encenderse en lugares no aptos pueden generar graves accidentes domésticos.

Los accidentes domiciliarios que suelen ocurrir en invierno son producidos en su mayor porcentaje por la mala combustión de los artefactos que funcionan a kerosene, carbón, leña, gas u otros derivados del petróleo, imprescindibles para generar calefacción.

La mala combustión de los artefactos genera monóxido de carbono, un elemento altamente nocivo que en altas concentraciones puede causar la muerte en pocos minutos.

 

¿Qué es el monóxido de carbono (CO)?

El monóxido de carbono es un gas tóxico, menos denso que el aire y que se dispersa con facilidad. A su alta toxicidad, se suma la peligrosidad de pasar desapercibido por ser inodoro, incoloro y no irritar las mucosas; por este motivo, la ventilación de los ambientes es la medida más efectiva para todos los tipos de calefacción.

El uso de artefactos de gas defectuosos o mal instalados o instalados en ambientes mal ventilados, es el principales agente responsable de intoxicaciones por CO.

Lo que llamamos  mala combustión es el resultado de la combustión incompleta del gas (de red, garrafa, calefón, termotanque, estufas, cocina etc.) o de los combustibles orgánicos como la leña, el carbón, el querosén, etc.).

Síntomas de la intoxicación por monóxido de carbono

  • Dolor de cabeza, mareos, visión borrosa, zumbidos en los oídos.
  • Dificultad para concentrarse. Convulsiones.
  • Desmayo.
  • Dolor de pecho, falta de aire, dificultad para respirar.
  • Náuseas, vómitos, dolor abdominal.
  • Debilidad. Dolor muscular.

 PARA TENER EN CUENTA

  • Tener ventilación permanente en cada una de las habitaciones donde funcione un artefacto de calefacción o motor de combustión interna. De esta manera, se evita la intoxicación por monóxido de carbono.
  • Instalar estufas de tiro balanceado. Evitar las infrarrojas, catalíticas y braseros. No instalar calefones/termotanques en el baño o espacios mal ventilados. Controlar anualmente los artefactos por un gasista matriculado.
  • No utilizar la cocina ni el horno como estufa dado que consume mucho más oxígeno, ni tampoco para el secado de ropa, porque puede ser causa de incendio.
  • No dejar encendido cualquier artefacto de calefacción cuando todos duermen o al retirarse de del hogar.
  • Si detecta olor a gas en el hogar, no encienda las luces. Cierre de inmediato las llaves de paso del gas, no utilice fósforos o encendedores para detectar escapes de gas. 
  • Cuando esté en un ambiente cerrado con aparatos de calefacción funcionando y le duele la cabeza, siente nauseas o vómitos, apague la calefacción, pida ayuda de inmediato, retírese urgente hacia un lugar ventilado y abra puertas y ventanas.
  • En todos los casos concurra de inmediato al centro asistencial más cercano a su domicilio para recibir atención médica o llame al servicio de urgencias médicas (107). El tratamiento adecuado evita complicaciones y secuelas que pueden aparecer semanas o meses después.

 

LA VENTILACIÓN DE LOS AMBIENTES ES LA MEDIDA MÁS EFECTIVA
PARA TODOS LOS TIPOS DE CALEFACCIÓN

 MEDIDAS PREVENTIVAS PARA UN USO CORRECTO DE LOS CALEFACTORES

Si adquiere un nuevo aparato de calefacción, es importante verificar que sea de calidad y posea los sellos y obleas de homologación de la autoridad competente.

En caso de volver a utilizar un calefactor luego de varios meses sin uso, es indispensable que sea revisado por personal habilitado para comprobar su correcto funcionamiento.

Es recomendable poseer en el hogar un matafuego tipo ABC.

En el uso de gas en garrafa es muy importante mantener la garrafa en posición vertical, manteniendo la manguera y sus conexiones en buen estado, verificando que no existan pérdidas. La garrafa siempre debe ser instalada fuera del recinto de la cocina.

 

EL OBJETIVO CENTRAL DEBE SER EVITAR ACCIDENTES  POR EL USO INCORRECTO DE LOS ARTEFACTOS DE CALEFACCIÓN. ES IMPORTANTE ACRECENTAR LA CONCIENCIA PERSONAL Y SOCIAL  Y ACTUAR COMO AGENTES MULTIPLICADORES DE PREVENCIÓN.